Análisis de la preparación física en los deportes de equipo españoles de élite

  1. Diego Moliner Urdiales
Supervised by:
  1. Alejandro Legaz Arrese Director

Defence university: Universidad de Zaragoza

Year of defence: 2008

Committee:
  1. Manuel Guerra Sánchez Chair
  2. Enrique Serrano Ostariz Secretary
  3. Narcís Gusi Fuertes Committee member
  4. Luis A. Moreno Aznar Committee member
  5. Diego Munguía Izquierdo Committee member

Type: Thesis

Teseo: 190281 DIALNET

Abstract

El objetivo de este estudio fue analizar la preparación física de los deportes de equipo españoles de élite. Para ello un cuestionario de diseño propio fue aplicado mediante entrevista personal a cada uno de los preparadores físicos de los equipos españoles que participaron en la temporada 2003/2004 en las ligas españolas masculinas de máxima categoría de balonmano, baloncesto, voleibol, fútbol sala, fútbol y hockey hierba. El ratio de respuesta fue del 82%. La mayoría de los preparadores analizados presentaban una formación insuficiente, ya que un 47% de los de balonmano, voleibol y hockey hierba no eran LCAFD, sólo un 22% había realizado estudios de postgrado y un 5% consultaba revistas científicas (JCR). El tiempo dedicado a la preparación física era insuficiente, ya que los preparadores no solían estar contratados a tiempo completo, y 1 de cada 4 consideraron deficiente el grado de disponibilidad temporal de sus jugadores y el volumen de entrenamiento condicional. Así mismo, las principales deficiencias estaban asociadas a los materiales de fuerza (43%) y a las infraestructuras de entrenamiento (36%), lo que pone de manifiesto la escasa inversión de los clubes. Respecto a los programas de acondicionamiento, un bajo porcentaje de los preparadores programaban de forma adecuada el trabajo de fuerza explosiva específica (24%) y resistencia a la fuerza explosiva específica (32%), observándose influencias de los sistemas de entrenamiento de los deportes individuales. El trabajo de pesas presentaba importantes deficiencias fundamentalmente derivadas de la falta de trabajo compensatorio, de la falta de ejercicios olímpicos y balísticos, y del desconocimiento de los niveles de carga óptimos y las características adecuadas para su ejecución, lo que condicionaba la transferencia de la fuerza a los gestos específicos de competición. La valoración y el control del entrenamiento resultaba deficiente en la mayoría de los equipos, al carecer de datos válidos para conocer el estado de forma de los jugadores y reorientar su entrenamiento. La planificación de los programas en la mayoría de los equipos no estaba acorde a las necesidades específicas de estos deportes, resultando especialmente deficientes los periodos preparatorios y la distribución de las cargas durante los microciclos competitivos. Estas importantes deficiencias identificadas en los entornos de entrenamiento y los programas de acondicionamiento, deberían hacer replantearse los criterios de contratación de los preparadores físicos. Así mismo, estos profesionales deberían mejorar su nivel de conocimiento científico y las instituciones educativas deberían mejorar significativamente la calidad de su oferta formativa.