Menores expuestos a situaciones de desprotección: "las víctimas invisibles"

  1. Antonio J. Carrillo Izquierdo
Supervised by:
  1. Concepción Nieto-Morales Director
  2. Miguel Ángel Moreno Navarrete Director

Defence university: Universidad de Granada

Year of defence: 2020

Committee:
  1. Nuria Castelló Nicás Chair
  2. Marta Morillas Fernández Secretary
  3. José Manuel Ríos Corbacho Committee member
  4. Ana María Pérez Vallejo Committee member
  5. Francisco Lledó Yagüe Committee member

Type: Thesis

Teseo: 601253 DIALNET

Abstract

El maltrato infantil está considerado como un problema social y de salud de primera magnitud a nivel mundial, sobre todo cuando da lugar a que el menor esté expuesto a situaciones de desprotección, riesgo, desamparo, u otras situaciones idénticas donde su protección es necesaria. Hoy en día, el maltrato infantil representa una flagrante violación contra los derechos fundamentales de los niños en edades comprendidas entre los 0 y 17 años, que afecta a la violencia física, violencia psicológica, abusos sexuales, explotación sexual o comercial, negligencia o desatención en los cuidados, abandono total o parcial, así como otras acciones u omisiones que puedan causar un daño en la salud física o psíquica del menor. Según la Convención sobre los Derechos del Niño (1989), los menores son sujetos de derechos, y en este sentido se basan y estipulan las legislaciones que desarrollan sus derechos y obligaciones. El artículo 19 de la Convención sobre los Derechos del Niño de las Naciones Unidas de 1989, considera que el maltrato infantil “es toda forma de perjuicio físico o de abuso físico o mental, descuido o trato negligente, malos tratos o explotación, incluido el abuso sexual, mientras el niño se encuentre bajo la custodia de los padres, de un representante legal o de cualquier otra persona que lo tenga a su cargo”. Diversos estudios empíricos realizados con menores víctimas de violencia de género y de pareja, concluyen que los niños expuestos a los malos tratos se ven afectados de diversos problemas emocionales y de conducta, que pueden derivar a largo plazo en graves consecuencias que consiguen afectarle en sus relaciones sociales y familiares durante toda su vida, teniendo alto riesgo de padecer problemas de salud de tipo físico y psíquico en el futuro, que normalmente pueden manifestarse en forma de depresiones, enfermedades coronarias, cáncer, obesidad, comportamientos sexuales de alto riesgo, embarazos no deseados, alto consumo de alcohol y drogas, y otras alteraciones físicas o psíquicas. La mayoría de las agresiones que sufren los menores víctimas, están relacionados con casos de violencia doméstica, de género, abusos sexuales, o maltrato infantil, infracciones que en casi todas las ocasiones vinculan de alguna forma al agresor con el menor, lo que da lugar a que el menor se encuentre en total indefensión y siga repitiéndose el abuso sobre el mismo. Para garantizar la protección y defensa del menor expuesto a estas situaciones extremas, finalmente se promulgó la Ley Orgánica 1/1996, de 15 de enero, de protección Jurídica del Menor, de modificación parcial del Código Civil y de la Ley de Enjuiciamiento Civil. La Ley cuando se refiere al menor garantiza el interés superior del mismo, actuando como guía y premisa a la hora de tomar cualquier medida o decisión que pueda afectarle, visibilizando también como víctimas a los menores que se encuentran en entornos de violencia y desprotección, víctimas de violencia de género y/o doméstica, y víctimas de abusos, explotación o pornografía infantil, garantizando el acceso de estos a los servicios de asistencia y apoyo, para adoptar en su caso las medidas de protección que puedan llevar a su recuperación integral. Un menor se encuentra en situación de riesgo cuando como consecuencia de circunstancias, carencias o conflictos familiares, existe un perjuicio para su desarrollo personal, familiar, educativo o social, que aun siendo significativo como para que intervenga la Administración Pública, se entiende que no reviste la suficiente gravedad como para separarlo del núcleo familiar. La situación jurídica de desamparo es una institución por la que el menor queda protegido por la Administración Pública en determinadas circunstancias en las que su desarrollo e integridad personal se ven afectados de forma grave por la carencia de la oportuna protección voluntaria o involuntaria que deben ejercer y garantizar las personas que lo tienen bajo su cuidado. Legalmente se considera situación jurídica de desamparo de menores la que se produce de hecho, y como causa del incumplimiento o de un imposible o inadecuado ejercicio de los deberes de protección que se establecen en las leyes relativas a la guarda de los menores, y como consecuencia de este incumplimiento queden privados de la adecuada asistencia moral o material, siendo necesaria la aplicación de una medida que conlleve la separación del menor de su entorno familiar. El objeto de esta tesis es el análisis de la realidad social, y de protección de los menores como víctimas invisibles, que sufren y presencian implícitamente a diario en sus hogares escenas de violencia, unas veces ejercidas entre los cónyuges, donde el menor es testigo impasible, y otras cuando se ejercen directamente contra el menor, por acciones directas o indirectas, o por omisiones en su cuidado y custodia, que normalmente desembocan en situaciones de desprotección, tales como el riesgo o el desamparo. Como objetivos generales de esta investigación nos planteamos fundamentalmente, describir, analizar e interpretar el proceso o los procesos que experimentan los menores expuestos a situaciones de riesgo y desprotección, con objeto de que no permanezcan invisibles a los ojos de la sociedad. Los objetivos específicos que se marcan como más relevantes en la tesis son: a. Detectar cambio en el perfil social de las familias y de los menores que acceden al Sistema de Protección. b. Conocer la situación actual del Sistema de Protección de Menores a nivel andaluz y revelar en su caso las necesidades y carencias que afectan al mismo. c. Concienciar de la prevención con medidas y actuaciones que disminuyan los efectos negativos que producen la situación de riesgo y situación jurídica de desamparo en los menores y en las familias. Para documentar el trabajo se ha realizado un riguroso estudio bibliográfico sobre la materia de protección de menores a nivel nacional e internacional, centrándose en la problemática que se plantean durante el proceso que experimentan los menores cuando padecen situaciones de desprotección, riesgo o desamparo, en la Comunidad Autónoma de Andalucía. Dada la temática de la tesis, la parte empírica se ha planteado mediante la aplicación de métodos de investigación inminentemente cualitativos dado que en este caso permiten profundizar en el problema de una forma más comprensiva, detallada e interpretativa que los métodos cuantitativos. Por consiguiente el modelo de trabajo se representa mediante el axioma que se construye partiendo del discurso profesional de los expertos entrevistados, y de sus conocimientos técnicos en la materia, acorde con el planteamiento de la investigación, sirviendo de base las preguntas de un cuestionario diseñado al efecto, y otras cuestiones de relevancia que van surgiendo a lo largo de las entrevistas y del dialogo entre el entrevistado y el entrevistador, de forma que en el análisis quedan perfectamente establecidas las diversas categorizaciones. Los profesionales aludidos pertenecen a las diferentes categorías profesionales del Sistema de Protección de Menores de Andalucía, Equipos de Protección, departamentos e instituciones relacionados con el tratamiento de menores, fiscalía, judicatura, defensor del menor, abogados, trabajadores sociales, psicólogos, directores de centros de protección de menores, etc. que a nuestro juicio cubren todos los sectores y etapas por donde un menor puede pasar cuando se encuentra en situación de riesgo o se le aplica la situación jurídica de desamparo. El material recopilado, arrojó un total de 11 horas y 26 minutos de grabación, que atañen a un total de 240 páginas escritas, que se adjuntan en los anexos, adjuntándose además el material analizado por el programa analítico Atlas ti Mac Os según parámetros profundizados. El análisis de las entrevistas, así como la interpretación de los resultados obtenidos se ha realizado en base a la teoría del análisis cualitativo, mediante procesos del conocimiento y las realidades expresadas por los entrevistados. De esta forma se ha podido elaborar un modelo conceptual de análisis que describe los procesos en que se ven inmersos los menores que pasan por el Sistema de Protección de Menores Andaluz, estableciendo relaciones en los métodos de trabajo y tratamiento de los profesionales e instituciones implicadas en el proceso de protección, describiendo la realidad. Las conclusiones describen de forma pormenorizada en 28 puntos estructurados la realidad del proceso que experimentan los menores que sufren las situaciones de desprotección, especialmente la de riesgo y la situación jurídica de desamparo cuando interactúan con ellos los diferentes escalones de los Servicios de Protección de Menores de Andalucía, descubriendo las sinuosidades, la problemática y principales carencias del Sistema de Protección de Menores Andaluz, aportando también soluciones y propuestas para que la protección de menores en Andalucía funcione de manera más eficaz, beneficiando así a menores, familias, profesionales, y por ende a toda la sociedad.