¿Trabajo social sin fundamento?aportaciones del paradigma de la complejidad a la epistemología del trabajo social

  1. Blanco López, Juan
  2. Cordero Ramos, Nuria
Journal:
Portularia: Revista de Trabajo Social

ISSN: 1578-0236

Year of publication: 2004

Issue Title: ¿Es posible otro mundo? V Congresos de Escuelas de Trabajo Social

Volume: 4

Pages: 407-412

Type: Article

More publications in: Portularia: Revista de Trabajo Social

Metrics

Cited by

  • Dialnet Métricas Cited by: 2 (25-02-2024)

CIRC

  • Social Sciences: D

Abstract

El debate sobre la necesaria fundamentación teórica del Trabajo Social está hoy en plena vigencia. La necesidad de ¿demostrar¿ su cientificidad es un interés compartido con otras ciencias sociales, que en su caminar epistemológico, han ¿copiado¿ el modelo, teórico y práctico, de las ciencias naturales, deudoras del más clásico positivismo racionalista. Sin embargo este modelo ¿clásico¿ al que se aspira está puesto en cuestión por estas mismas Ciencias Naturales con la aparición de planteamientos (Teoría del Caos, Principio de incertidumbre¿) que cuestionan la posibilidad de un conocimiento científico predictivo y exacto. Dentro de éstas, el Paradigma de la Complejidad, desarrollado por Edgar Morin, nos abre la posibilidad de mirar de otra forma las realidades sociales. Su desarrollo conceptual, teórico y metodológico, abre una nueva vía para ¿pensar¿ el Trabajo Social. Poniendo de manifiesto cuáles son los riesgos que conlleva trabajar desde principios basados en disyunciones y reducciones. Su Principio de auto-eco-organización, que pone en relación a individuos y entorno; su concepción del ser humano como Homo Sapiens y Homo Demens al tiempo, en una relación dialógica, en bucles, o su apuesta por la imbricación transdisciplinaria, conforman un paradigma conceptual que abre nuevas vías en el debate sobre los fundamentos del Trabajo Social. Una vía de acercamiento que no obvia, incorpora, el fin último del Trabajo Social, construir un nuevo mundo mejor, más justo y solidario, en el que se plasme la dignidad de las personas, incorporando la idea del método como estrategia de la acción, aceptando y apoyándose en la incertidumbre de las realidades sociales.